Solpor en Fisterra, el tapiz para Carmen

Este “tapiz” fue una prueba de color, un bosquejo de la futura mantita. Además tenía un destinatario claro: Carmen, con quien he compartido bastantes atardeceres no Mar de Fora. Saber para quién va a ser lo que estoy haciendo, pensar en esa persona mientras dura el proceso, dota  de sentido (para mí) lo que hago. Sigue leyendo

Anuncios