Las Fabulosas. El libro

Cuando todo estuvo bordado, tanto la página de cada libro escogido como el mapa que la ilustraría, fuimos cosiendo una y otra formando las “hojas”.

Al pensar en la encuadernación, tuvimos en cuenta la posibilidad de poder exponer las hojas por separado, por lo tanto no debían estar definitivamente unidas.
Tras darle muchas vueltas, Mercedes encontró la fórmula perfecta y se convirtió en la encuadernadora oficial. Sigue leyendo

Anuncios

Camino al Jardín de Juanita. Filosofía con niñas y niños.

Esta entrada, escrita por Mar Santiago, resume el proceso vivido por ellos, maestra y alumnos, durante la creación de este mapa y cómo esto ha sido una excusa para hablar, razonar, preguntar, inferir, imaginar, etc.

En el curso escolar 2000/01 conocí las aportaciones de la Filosofía para niños (FpN) al currículo escolar y su finalidad de dotar a estas criaturas de capacidad para mejorar su pensamiento de forma crítica, creativa y ética; así que desde entonces hago sesiones semanales de Diálogo Filosófico. Sigue leyendo

Camino al Jardín de Juanita

Esta entrada se completa con Camino al Jardín de Juanita. Teñidos y Camino al Jardín de Juanita. El mapa

Conocí a Angélica Sátiro en la década de los 90 cuando organizaba cursos de formación del profesorado sobre Filosofía para Niños, ciudadanía creativa, etc. Desde entonces ella ha venido numerosas veces a   Galicia y hemos colaborado en múltiples ocasiones.

Para describir a Angélica no nos llega este post. Resulta difícil resumir una personalidad tan arrolladora, eficaz, cariñosa, positiva, educadora, humilde y generosa,  viajera incansable, …y sobre todo, amiga. Os invito a conocerla un poco visitando su web y su FB Sigue leyendo

Koivu-abedul-birch

Koivu,  Abedul: Betula Pendula, con su característica corteza blanca que a veces “cambia” cual serpiente, con sus delicadas ramas colgantes que mueven las hojas en un baile tintineante a poco aire que haya. Koivu,  icono de Finlandia, árbol mágico en algunas de sus leyendas, árbol del que se aprovecha casi todo, su savia, la dura madera, y hasta delgados haces para darse “azotes” en la sauna.

Bidueiro, es el nombre que se da en Galicia a nuestro abedul, Betula Alba. Nuestra especie no es tan erecta como la finlandesa y sus ramas no son tan colgantes. La  dura madera se ha usado para hacer zocas, entre otras cosas.  Aunque está perfectamente aclimatado al suelo y al clima, no es cultivado de forma aprovechable. Aún quedan algunas zonas boscosas como el Biduiral de Xares o el de Montederramo, en el sur de Galicia.

Ameneiro, Alnus glutinosa, primo hermano del abedul, de su misma família: Betuláceas. Nuestros ríos y riachuelos en Galicia tienen sus orillas pobladas de ellos. Su madera es muy dura y al ser cortada se torna rojiza.

Una de las cosas que me llamó la atención en mi primer viaje a Finlandia fue como las casas se entrelazan con  los bosques, de abedules y otras especies.

A lo largo de varios años, siempre pensaba   en establecer algún tipo de puente, de hilo invisible entre Finlandia y Galicia, le llamé Proyecto Koivu. Y , durante meses,  meses fui visitando tiendas de segunda mano  como UFF y FIDA en busca de elementos textiles que pudiera usar. Y así conseguí caminos de mesa, mantelitos, servilletas, alguna camisa, todas telas de diferentes texturas pero que me recuerdan los colores de estos bosques: grises, verdes, amarillentos, rojizos, negro, blanco, ….

Este año, 2018, colaboré con Marika Ketola (Ketola Escandinavian Design) haciendo diferentes talleres en los que buscamos creatividad, placer por lo hecho a mano, materiales textiles naturales, recuperados, …  En ellos bordamos, cosimos, remendamos, extrajimos el color de las flores, …  Ambas compartimos el gusto por esta forma de hacer y el amor por la naturaleza.

Así que en cuanto le hablé de este Proyecto Koivu (que básicamente es interpretar los bosques de abedules con materiales textiles) estuvo interesada en participar y ahí empezamos. Primero vimos fotos propias y ajenas de abedules, observamos también lo que otras personas han hecho interpretando árboles con telas e hilos, juntamos nuestras telas y nos pusimos manos a la obra.

Fruto de unas cuantas horas cosiendo son estos textiles variados  y con diferente significado. Y esto solo es el comienzo.